Quieren contrarrestar la influencia mundial de China