Michael Moore: “vivimos tiempos ficticios”