Difícil detener prohibición de peleas de gallo