De desapercibido a producto de primera necesidad